Diario de una donostiarra: Mi experiencia con PELOSTOP

 en ME

Después de 6 sesiones de depilación con el láser “Alejandrita” en Pelostop Gros C/Miracruz, a la séptima me paso esto:

2-07-IMG_6886

3-04-IMG_6883
4-18-IMG_69325-20-IMG_6934

1-24-IMG_6952Era pleno Diciembre, 16 de diciembre para ser más exacta. Supuéstamente todo estaba calibrado como tocaba pero ese día la sesión me escoció muchísimo, era un escozor super intenso que le comenté a la trabajadora y que achacó a que estaría más sensible que de costumbre. Me comentó que no me preocupase que después me daría una crema más cicatrizante para calmar la piel, así que aguanté el tipo como pude.

Me vestí y continué mi maratoniana jornada sin dejar de sentir ese escozor, era molesto pero hasta que llegué a casa por la noche y me desvestí no descubrí las decenas de quemaduras que tenía. Todas ellas de un rojo intenso y bien definidas, cada disparo se había quedado bien grabado.

Al día siguiente, después de no poder casi ni dormir, acudí a urgencias dónde se quedaron ojipláticos por las quemaduras que tenía en las piernas. El parte emitido por el médico fue: “Acude a este servicio por presentar: Quemaduras de primer grado en ambas piernas”

Y así sin comerlo ni beberlo comenzó mi pesadilla.. Piernas vendadas durante 5 días con 1 cura diaria.

Tenía que llevar pantalones anchos, sólo eso, en pleno invierno, que es una movida que no veas. Pero eso no era nada, lo peor estaba por venir.

Fui a Pelostop a contarles lo sucedido, partiendo de la base de que estas cosas pueden pasar y lo único que se puede hacer es ponerte en el lugar del que le ha pasado y ayudarle a solucionarlo no?, pues no, esas chicas simpatiquisimas y amables se convirtieron en témpanos de hielo, en especial la que creo que era la encargada, una rubia de ojos azules, que me dió la hoja de reclamaciones sin mediar palabra y cuando se la devolví para que rellenase su parte se limito a decirme “Ya te avisaré cuando lo tenga”. A los días tuve que llamar yo para preguntar porque no me habían llamado y cuando me pasé a recogerlo lo único que habían rellenado era el nombre, dirección y teléfono, ningún tipo de argumento sobre lo que había podido pasar.

En fin, que presenté la reclamación y en Kontsumobide me respondieron que a ellos no les competía ese tipo de reclamación, que lo viese directamente con los tribunales. Así de rotundo… Y yo mientras tanto alucinando con la situación y con las formas en las que se gestionan estas cosas. La parte humana queda totalmente a un lado y deja paso al “a ver quién puede más”…

Y cómo soy una persona de principios, os podéis imaginar que eso no se iba a quedar así, y menos aún cuando mis piernas me lo recordaban cada día. Así que adelante,  principalmente por su mala actitud.

Lo primero que me pide mi abogado, Eneko Olano Louvelli (gracias Eneko!!), es que nos pasen el contacto de su seguro para que nos pongamos en contacto con ellos. Cosa que no consigo ya que en Pelostop San Sebastián no me facilitan su contacto ni les pasan el mío a ellos. Con lo que mi abogado escribe directamente a la central de Pelostop.

Después de 3 meses  insistiendo por mail, en abril conseguimos que me vea un perito médico de su seguro, evalúe las quemaduras y les pase un informe. Las indicaciones de este médico fueron que para que no se me quedasen marcas por las quemaduras tendría que estar 2 años, sí sí, 2 largos años sin tomar el sol. No sólo el sol directo, sino que me aconseja ponerme protección total diariamente. Imaginaros lo que es un verano entero con prendas largas, protección total, muy pocas veces he pisado la playa y si lo he hecho ha sido con sombrilla y una toalla encima de las piernas… Una pesadilla vamos.

Total que desde abril hasta octubre, otra vez después de mucho insistir por mail, mi abogado consigue que reconozcan el daño estético ocasionado y proceden a abonarme los pagos de las sesiones que en su día les pagué.

Pero no es hasta mediados de diciembre cuando ya, 1 año después, me pasan el acuerdo de indemnización, el cual no me pagan hasta enero de 2017. Sí señores, 13 meses después, 13 meses de insistencia y de total indiferencia por parte de PELOSTOP.

Esta es mi historia y así os la he contado.

P.D: Actualmente ya casi me han desaparecido las marcas de las quemaduras pero me queda otro veranito a la sombra de los pinos!!!

Yoana

 

Posts recomendados
Showing 2 comments
  • Ale
    Responder

    Yo me he hecho la depilación láser con ese mismo método y nunca me han dejado la piel así, y tengo una dermatitis atópica severa y crónica. O te lo han hecho mal o los cuidados de antes, durante y después de la sesión no se han hecho de manera correcta. Además siempre se hace un test en una zona pequeña para prevenir posibles complicaciones

  • 九州套图
    Responder

    来看看咯~

Deja un comentario

Escribe y pulsa "Intro" para buscar