Como ser la invitada perfecta y no arruinarse en el intento

 en MODA, OUTFITS, SAN SEBASTIÁN

¿Por dónde empiezo? ¿Qué estilo me gusta? ¿Son importantes los complementos? Y con el pelo ¿qué hago?

Son tantas las preguntas que surgen cuando nos vemos ante la necesidad de vestirnos para un evento especial,  y tantas las respuestas que al final acabamos dudando por todo…

Además si a todo esto le sumamos el precio de los artículos de fiesta, se nos pone la cosa complicada y nos preocupamos en vez de disfrutarlo.

Pero que no cunda el pánico, todas estas preguntas y respuestas interminables tienen solución, sólo tenemos que ponernos en manos de profesionales y dejarnos guiar con respecto a formas, colores y estilos. Para eso estamos a vuestra entera disposición en A pies juntillas!

Lo primero es aprender a diferenciar entre lo que se lleva y lo que nos sienta bien, y readaptar tendencias a nuestros propios gustos y necesidades.

Como ya escribí hace 5 años en este post, el disfrazarse con vestidos demasiado pomposos y estilismos recargados ha pasado a mejor vida…

Algo que siempre va a funcionar es un vestido básico de un color neutro combinado con unos buenos complementos, cómo unas sandalias, un bolso de mano, un tocado, etc…

Para la boda de Leire a la que asistimos el sábado pasado, utilicé esta misma técnica. Vestido nude de hm, que la verdad es que hoy en día hay maravillas en las tiendas low cost, aunque tengo que reconocer que hm de low cost ya tiene poco… Se ha notado bastante la subida de precios, pero dentro de lo que cabe sigue siendo asequible y más aún para estas ocasiones. Este en concreto me costó 49.90€ Y opté por combinarlo con unos complementos llamativos, para contrarestar el color apagado del vestido. Las sandalias son de Sandro, me las compré hace por lo menos 5 años, son de esas compras especiales que te vienen de perlas para este tipo de ocasiones. Creo que rondaron los 100€ pero ya están más que amortizadas 🙂

Y que decir de los peinados, aquí si que no voy a opinar porque no soy objetiva ya que no me gusta ir a la peluquería. Opté por hacerme una coleta alta acabada en una trenza, tapando la goma con un mechón de mi pelo.

Reconozco que soy de la opinión del “MENOS ES MÁS” y me siento mucho más cómoda así.

Y para el maquillaje un poco más de lo mismo, utilicé el iluminador, eyeliner, colorete, rimmel y un bonito color de labios…

Con lo que os aseguro que con media hora para arreglarme estaba más que lista para brindar con los novios y ser una invitada correcta sin haberme gastado más de la cuenta 😉

Vestido: hm// Sandalias: Sandro

Posts recomendados

Deja un comentario

Escribe y pulsa "Intro" para buscar