El jueves pasado me invitaron a un catering creativo elaborado por Divina en la cocina.

Se trataba de un Brinner, un mix entre Breakfast y Dinner, o lo que viene siendo lo mismo, un desayuno a la hora de la cena 😉

Nos citaron en la sala Keler y la aventura empezó con un antifaz que hizo que nuestro sentido olfativo trabajase y percibiese el olor a café recién hecho.

Los trampantojos fueron los reyes del cateríng, desde el capuccino que era una crema de lentejas y boletus, a las galletas oreo que estaban hechas con tinta de calamar y rellenas de bacalao…

¿Y por qué no volver a desayunar a la hora de la cena?

Si tienes algún evento a la vista, sorprende a tus invitados con un BRINNER by DIVINA EN LA COCINA 😉

 

Related Projects

Escribe y pulsa "Intro" para buscar