Y justo después del desfile de Jorge Vázquez, fue el turno de la gran Isabel Zapardiez, la cual nos sorprendió con una puesta en escena brutal para todos y cada uno de nuestros sentidos.

Rosas blancas en los asientos, vegetación frondosa en la pasarela, luz verdosa, aromas de flores, sonido de cuencos tibetános e incluso Mikel Erentxun en directo.

Fue un desfile de lo más inspirador!

(Siento la mala calidad de las fotos y que no representen el momento, pero con la luz verde no se podía hacer mucho más…)

 

Related Projects

Escribe y pulsa "Intro" para buscar